Conte ha tratado de convencerle, pero el jugador está decidido. Mientras no haya un sustituto el Chelsea no retomará las conversaciones con el club madrileño.