Indios Rojiblancos





Notificaciones
Usuarios


GRUPO DE TWITTER


Baltazar, el atleta de Dios (1988-1990)

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

<no> Re: Baltazar, el atleta de Dios (1988-1990)

Mensaje por Salazar el 15.07.15 3:24


Salazar
.
.

Usuario
Masculino
Inscripción Inscripción : 10/06/2015
Mensajes Mensajes : 9909

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

<no> Re: Baltazar, el atleta de Dios (1988-1990)

Mensaje por Salazar el 15.07.15 3:30

BALTAZAR MARÍA DE MORAIS JUNIOR


 
Nació el 17 de julio de 1959 en Goiania (Brasil). Comenzó su carrera deportiva en las filas de Gremio, donde debutó en 1979 con 20 años y donde en 1980 con veintiún años le concedieron la Chutería de Ouru, equivalente a la Bota de oro en Europa. Pese a ello en Brasil Baltazar que compensaba su falta de técnica con su oportunismo, era considerado un buen jugador sin llegar a destacar lo suficiente para llegar a ser figura. En las filas de Gremio se proclamó Campeón en 1981, arráncandole el título a Sao Paulo que lloró la pérdida del título debido a los goles de Baltazar. Los grandes equipos brasileños le seguían muy de cerca y Palmeiras llegó primero, algo de lo que se arrepintió posteriormente puesto que la suerte en el conjunto auriverde no le acompañó.
Luego se marchó a Flamengo donde fue campeón en 1983 pero donde a nivel personal las cosas no se acabaron de enderezar. De ahí pasó a Botafogo conjunto que tras comprobar que su fútbol se había apagado casi por completo, en agosto de 1985 decidió traspasarle al Celta de Vigo, por trece millones de pesetas.
Baltazar con humildad y tesón volvió a encontrar el camino y triunfó en el Celta hasta la temporada 86/87 en la que logró el Pichichi de Segunda División al máximo goleador de la Liga Española. Los anteriores técnicos le colocaban como constructor y no como goleador, pero, el inglés Colín Adisson fue el que se dio cuenta de sus dotes goleadoras y colocó en su sitio al brasileño.
En el verano del 88, el Atlético y Gil se cruzaron en su camino. Nada más llegar realizó su mejor temporada como rojiblanco fue la 88/89, en la que fue Pichichi de la liga española con 35 goles, haciendo olvidar al extraordinario goleador Hugo Sánchez que se había marchado al Real Madrid. Llegó al Atlético junto a Manolo, Carlos, Torrecilla, Orejuela, Donato y Luis García. El Atlético presidido por J.Gil se hizo con sus servicios. Antes, el presidente del Celta se lo había ofrecido junto a Amarildo al Español de Barcelona, pero al final se fue a Madrid.
El conjunto colchonero estaba dirigido técnicamente por José María Maguregui, que duró lo que un resfriado: al quinto partido se tuvo que marchar. Atkinson le sucedió -tras un paréntesis de Briones, con un partido, ante el Español, que terminó con goleada atlética-, pero el inglés tampoco terminó indemne su aventura, y lo mismo le sucedió a su ayudante, Colin Addison, relevado, a su vez, por el omnipresente Briones. Éste movió los últimos pasos del Atlético en aquella Liga, aunque dirigido desde la sombra por Javier Clemente, fichado para entrenar al equipo la temporada siguiente. En Liga terminó el Atlético cuarto. Permaneció tres campañas en el At.Madrid: 1988/1989, 1989/1990 y 1990/1991.
Fue traspasado al Oporto al inicio de la 90/91. Continuó su carera en Francia y Japón pero las continuas lesiones que padeció, le obligaron a abandonar su carrera como jugador profesional.
Con la selección brasileña participó en la Copa de América de 1989.
Hoy camino de los 44 años de edad, se ocupa de sus negocios en Goiania y predica la palabra de Dios, hábito adquirido a los 18 años de edad, cuando decidió leer la Biblia.

Jugó en el Atlético 77 partidos ligueros marcando 53 tantos.
Fue internacional brasileño en cuatro ocasiones.

CARACTERÍSTICAS:
Baltazar, el artillero de Dios, delantero de gran olfato goleador y buen remate de cabeza que con su humildad y su instinto se hizo un hueco entre los grandes del fútbol español en la década de los ochenta. Compensaba su falta de técnica con un sexto sentido para cazar todos los balones perdidos en el área y enviarlos a la red.


PALMARÉS:
Campeón de Brasil con el Gremio de Porto Alegre, 1981.
Campeón de Brasil con el Flamengo, 1983.
Bota de oro en Brasil, 1980.
Pichichi de Segunda División con el Celta, 1986/86.
Pichcichi de Primera División con el Atlético, (35 goles), 1988/89.

Baltazar el Atleta de Dios

Uno de los precursores en la tarea de intercalar pases, chuts, y goles en las lecturas de los salmos, sumó a lo largo de su carrera algunas anécdotas tan raras que impiden que el seguidor al fútbol lo recuerde como un jugador normal, tanto que por ejemplo, de entre todas, la historia del día en que habia lovidado la Biblia en casa momentos antes de embarcar rumbo a Rio, donde Gremio se enfrentaba a Flamengo, sea tal vez la imagen más perfecta de lo que fue Baltazar sobre el campo. Cuenta la leyenda, que acababa de entrar en el avión, y al recostar su cabeza en el asiento, intento conseguir en vano la Biblia de su maleta, y un escalofrío lo recorrio completamente, en ese momento comunicó al delegado de Gremio que no volaría. Pálido, Baltazar dejó a todos sus compañeros preocupados al pedir insitentemente bajarse del aparato. Nada le servia de ánimo: sin la Biblia en su equipaje, no habría viaje, no habría vuelo, no habría goles... "Tengo que buscar el Libro de Dios", alegó al delegado del equipo, "iré en otro avión y me lo pagaré de mi bolsillo, nos encontraremos en Rio". Al negarsele, casi se desmaya" y el jefe de la delegación le ofreció la suya, pero Baltazar no acepto: queria la suya, la que le habia acompañado durante tantos años. Años más tarde, guardaria aquella experiencia como el peor viaje de su vida. durante todo el trayecto no habló con nadie, se tapó la car y lloró discretamente. Quienes le acompañaban en el viaje podrían jurar que estaba drogado. Cuando fue servido el almuerzo, continuaba inerte, hecho polvo, esperando que una fuerza divina le librase de aquella deseperación. No desgustaba lo que comia, sus pensamientos ya estaban lejos. Algo que ni siquiera fue alterado ni cuando sus amigos le comprarona, en cuanto desembarcaron en el aeropuerto de Rio, una Biblia en la primera libreria que encontraron. El esfuerzo de sus compañeros hizó que Baltazar aceptase la Biblia por respeto, pero sabia que en el fondo, sin la Biblia original, nada podría hacer contra los adversarios dentro del campo. En cuanto llegó al hotel telefoneo a casa de su novia y le dijó. "Estoy perdido". Ya en el campo, le pegaba mal al balón, y los flamenguistas se cebaban en e´l como una presa fácil e indefensa. A veces sin querer le alcanzaron el tobillo, la rodilla, le dejaban las marcas de los tacos, algo que hizó aumentar el terror en el brasileño. Era el peor partido de su vida. Cuando volvió al campo en el segundo tiempo, sintió que algo habia cambiado, ganó un aire de autoconfianza que poco más tarde se convirtió en pieza fundamental al marcar con un gran remate el gol de la victoria de Gremio por 1 a 0. "Sentí que Dios habia perdonado mi olvido" confesó años más tarde. La respuesta, desde luego, iba más alla de la misericordia divina. Al volver a los vestuarios, sintiendo que todo el peso del mundo habia sido retirado de sus espaldas, baltazar se dió un baño, se cambió de ropa y al abrir la bolsa, su alma se alegró, milagrosamente, alli estaba su Biblia. la explicación de este hecho, no era cuestión de metafísica, era el fruto de la actuación de su novia, que al colgar el teléfono, corrió a su apartamento con una copia de la llave, agarró la Biblia y el primer vuelo a Rio, llegó en taxi a Maracaná, bajó al vestuario, pidió permiso para acercarse al ropero, colocó le Libro de Dios en la bolsa de su novio y, sin decir nada, corrió a ver el fruto de sus esfuerzos a pocos metros. De los malos recuerdos, aparte de las lesiones, figura esencialmente,un choque cabeza con cabeza con el portero del Málaga Gallardo, que tuvó un derrame cerebral y falleció a los 18 días.
Atlético Goianense (79), Grêmio (79 a 82), Palmeiras( 82 e 84), Flamengo (83), Botafogo (84/85), Celta de Vigo (85 a 88), Atlético de Madrid (88 a 91), Porto (91), Rennes (91 a 93), Goiás (93 a 95) e Kyoto (96).

Página creada por asturcolchonero con la colaboración de RealMandril.

http://www.colchonero.com/wiki/baltazar

Salazar
.
.

Usuario
Masculino
Inscripción Inscripción : 10/06/2015
Mensajes Mensajes : 9909

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

<no> Re: Baltazar, el atleta de Dios (1988-1990)

Mensaje por Salazar el 15.07.15 13:09


Salazar
.
.

Usuario
Masculino
Inscripción Inscripción : 10/06/2015
Mensajes Mensajes : 9909

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

<no> Re: Baltazar, el atleta de Dios (1988-1990)

Mensaje por Salazar el 15.07.15 13:10


Salazar
.
.

Usuario
Masculino
Inscripción Inscripción : 10/06/2015
Mensajes Mensajes : 9909

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

<no> Re: Baltazar, el atleta de Dios (1988-1990)

Mensaje por Salazar el 15.07.15 13:10



Salazar
.
.

Usuario
Masculino
Inscripción Inscripción : 10/06/2015
Mensajes Mensajes : 9909

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

<no> Re: Baltazar, el atleta de Dios (1988-1990)

Mensaje por Salazar el 15.07.15 13:11


Salazar
.
.

Usuario
Masculino
Inscripción Inscripción : 10/06/2015
Mensajes Mensajes : 9909

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.