Indios Rojiblancos





Notificaciones
Usuarios


GRUPO DE TWITTER


Hacha Uria

Página 8 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

<no> Re: Hacha Uria

Mensaje por quin el 22.11.15 16:10

El Hacha gozándola con la crónica que siempre soñó escribir... porque a mí no me cabe la menor duda que algo de culé tiene Rubén! No lleva bufanda como otros más descarados, pero sí destilan muchos de sus artículos cierto aroma a crema catalana...

quin
.
.

Usuario
Masculino
Inscripción Inscripción : 07/09/2012
Mensajes Mensajes : 3844

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

<no> Re: Hacha Uria

Mensaje por Invitado el 22.11.15 23:36

Entonces los que alababan ayer el juego y algún que otro jugador del Barsa por aquí son culés tb pues
Además no era para menos.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

<no> Re: Hacha Uria

Mensaje por quin el 23.11.15 0:17

Hanna - indi escribió:Entonces los que alababan ayer el juego y algún que otro jugador del Barsa por aquí son culés tb pues
Además no era para menos.

Si te repasas los articulos del Hacha en los que tiene como protagonista al barça o a algun jugador del barça comprenderás lo que digo.

Leete el articulo de la final de la supercopa de 2013 y despues me lo cuentas... Nuestro compañero Deadpool podría decirte algo al respecto, se le vió demasiado el plumero! Uría es culé, pero muy culé!

quin
.
.

Usuario
Masculino
Inscripción Inscripción : 07/09/2012
Mensajes Mensajes : 3844

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

<no> Re: Hacha Uria

Mensaje por Invitado el 23.11.15 8:34

Una verdad incómoda y resplandeciente

Por Rubén Uría
on 22/11/2015 at 12:25

Durante años de indiscutible hegemonía, con el impulso de Bernabéu y Di Stéfano, el Madrid se volcó en construir un equipo campeón, uno que identificase un orgullo y estuviese comprometido a buscar la perfección en el campo.

Aquel equipo, durante lustros de ciclos victoriosos, lideró el fútbol mundial a base de pertenencia, genética ganadora y camiseta. Aquel Madrid solía dejar en casa las excusas, los complejos y las historias para no dormir. Ganaba casi siempre. Y si perdía, daba la mano. Incluso cuando no era rico, que hubo una época en la que no lo fue, el Madrid fue campeón. Ni el culé más recalcitrante podría negar el carisma arrollador y la personalidad triunfante de aquel Madrid, que era, en términos futbolísticos, una verdad absoluta. Una más allá de colores. Su objetivo era claro: prioridad, el balón y el equipo. Nada ni nadie por encima de eso. El dinero, las luces de neón, los fichajes y los anuncios, los segundo. Lo primero, siempre, el fútbol. Con esa premisa y ambición desmedida conquistó el mundo. Desplazado, politizado y acomplejado, siempre segundo a pesar de sus millones, el Barça vivió tiempos de penuria. Así que tragó saliva, se armó de paciencia y buscó otros caminos. Regresó a las bases, instauró una nueva política, regeneró su cantera y construyó un equipo en base a una filosofía: tratar bien la pelota. La prioridad, tenerla siempre. La semilla se plantó, con los años germinó, creció, maduró y floreció, hasta convertir al Barça en un jardín de excelencia futbolística. Hoy, en cambio, el Madrid se ha olvidado de que lo que realmente importa, la pelota, mutando en un engendro desestructurado, prepotente, que presume de fortuna en la lista Forbes, como si eso sirviese para ir a festejar a Cibeles y que celebra más fichajes que títulos. Este Madrid, consumido por su propia oquedad y su discurso gaseoso, sin bases, ya no es un equipo, sino una colección de cromos caros. De fábrica de sueños castizos a parque temático para turistas japoneses. Hoy el Barça es el balón. Y el Madrid, un negocio.

Decían los falsos profetas que este Barça era una moda. Convencidos de que sería pasajera, los lacayos mediáticos del equipo que más vende vertieron abundante tinta de calamar, con el fin de embarrar los triunfos azulgranas: el placebo del villarato, la manos negra, el rollo político, la sanción FIFA, el tema Hacienda, lo que costó Neymar, el qué más quieres que te de Sandro y lo que esté por venir. Lo cierto es que los jugadores del Barcelona, evadan impuestos o no, regateeen al fisco o no, sean un ejemplo o no, dejen los baños como una pocilga o no, salen al campo y son capaces de hacer una sinfonía con la pelota. La realidad es que el Barça sigue ganando, título tras título, partido tras partido y que, Liga arriba o Liga abajo, el Madrid sigue a rebufo. La incómoda verdad que no se puede ocultar es que, con los números en la mano, Florentino Pérez, que en su primera época ilusionó al madridismo, va camino de convertirse – si no lo es ya-, en el mejor presidente de la historia del Barcelona. Y que más allá del artificio y la amabilidad diaria de un periodismo complaciente, la moda azulgrana está consiguiendo perdurar, imponiéndose dentro y fuera de las fronteras del fútbol patrio. Ya no es moda, sino tendencia. Este Barça está devorando al Madrid. Con Cruyff, con Guardiola, con Tito o con Luis Enrique. Siempre con Messi. Incluso ahora, sin Messi (un pequeño paso para el Barça, uno devastador para el Madrid). . “Historia que tú hiciste”: en el bestiario blanco, cifras que hieren como cuchillos, 2-6, 5-0 y 0-4, que no responden a un prefijo telefónico, sino a una aplastante superioridad, técnica y anímica. “Historia por hacer”: mientras gana título a título y partido a partido, en España y en Europa, el Barça va consolidando su hegemonía al tiempo que ajusta todas sus cuentas con el Madrid, al que ya supera dentro y también fuera del campo. El Real, deshuesado y de cartón piedra, parece asustado y sin antídoto. La moda del Barcelona, que decían sería efímera, ha cruzado el umbral de dos décadas. Y subiendo.

No hace mucho tiempo, con una intuición demoledora, Gerard Piqué, sin elegancia pero con puntería, agradeció los servicios prestados a Kevin Roldán: “Contigo empezó todo”. El acento en el lugar apropiado: demasiado ruido para pocas nueces, demasiado oropel para tan poca gloria. Un clásico añejo de la época de los Ferraris: muchos millones y pocos cojones. Roldán como síntoma de decadencia y debilidad blanca. Y como complemento indirecto de la gran verdad que brilla, con luz propia, sobre todas las teorías, desde la más brillante hasta la más peregrina: el cambio de mentalidad del Barça (más fútbol, menos complejos), unido a la imparable irrupción de Messi (ahora Di Stéfano juega en el Barcelona). El argentino alteró el ritmo de la historia, invirtió el ciclo ganador y transformó la hegemonía del Madrid en una constante sinfonía azulgrana (desde su debut, la estadística no miente: 26 títulos culés por apenas 10 blancos). Durante casi cien años, el Madrid vivió de su gloria deportiva y de su exigencia histórica: ser el segundo era ser el primero de los fracasados. Hoy el cuento ha cambiado. Ahora esa verdad que algunos todavía no se atreven a decir y mucho menos publicar, esa realidad que ya no es una simple moda, es tozuda: desde que desarrolló su filosofía de fútbol y apareció Messi, la referencia mundial es el Barça. Y a día de hoy, el segundón, el primero de los perdedores, es el Madrid. Es una verdad como un templo. Una que no tiene colores, que es incómoda para muchos, pero que es reconocible y no se puede ocultar por más tiempo, porque resplandece tanto que podría verla un ciego.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

<no> Re: Hacha Uria

Mensaje por Invitado el 26.11.15 12:14

El Atleti, el nuevo favorito

Los favoritos no se dicen, se demuestran en el campo. Con Simeone, este Atlético tiene su propio discurso. Su historia ya no la escriben otros. Es suya. Y es fácil: favorito a nada, respeto a todos, miedo a nadie

Rubén Uría


Gana dos partidos y el Atleti, que nunca es portada, pasa a ser alternativa. Acumula tres victorias y por arte de magia, el que nunca interesa ya es favorito. Pincha el que vende y los mismos que ignoran al Atlético por sistema pasan a exigirle que sea el equipo que ellos necesitan. Pasan del Atlético durante décadas, pero cuando la industria necesita su concurso, cuando su producto estrella, el Madrid, se les cae, giran el cuello y se fijan en el Atlético, al que construyeron el traje de El Pupas, para pedirle que sea, por un tiempo, el favorito. En definitiva, un globo al que poder hinchar en la victoria y al que poder desinflar, a voluntad, en la derrota. Antes de la llegada de Simeone, los atléticos tenían claro su rol mediático: papel de comparsa y prótesis de Pupas. Su estatus, el del perdedor simpático, el del looser que inspiraba pena, ese del que no merecía la pena ocuparse. Ahora, con el Cholo, el negocio se ha estrellado contra una pared: el partido a partido. Que no vende, pero funciona. Que no hace caja, pero gana títulos. Que no destila glamour, pero que huele a linimento. Que no rellena tertulias, pero inspira al vestuario.

El discurso del Cholo rechina en el imperio del cartón piedra: sin grandes titulares, sin frases huecas, sin entrevistas cursis, sin discursos prefabricados, sin masajes mediáticos, el Atlético camina con decisión hacia la playa y tiene el agua de McArthur a la altura del muslo. De la mano de Simeone, el Atlético ha pisoteado sus complejos y enterrado su prótesis fatalista. En su lugar, el Cholo ha edificado un grupo que no levanta la cabeza del partido a partido y que tiene clara su dinámica: presumir poco y trabajar mucho. Reglas simples y eficientes. Con ellas, este Atleti ha logrado el milagro: de moribundo a campeón. Ese impacto ha sido tan brutal, tan inesperado, que los que se pasaron años vendiendo que el Atlético era un perdedor nato, un equipo sin arreglo, al que poder abandonar y despreciar, ahora, asombrados, intentan convencer al personal de que el Atlético es favorito para ganarlo todo. Favorito, dicen. Les encanta esa palabra. Mejor dicho, les fascina. No deja de tener su gracia que los que consideran favorito al Atlético (en realidad, saben que no lo es, pero pretenden hacerlo creer) sean justo los mismos que condenan al Atleti a ocupar menos espacio en los periódicos que la cartilla por cupones de la cubertería oficial del Madrid.

La realidad, que no vende periódicos pero ayuda a ganar campeonatos, es que el Atlético es rico conforme a diecisiete equipos y más pobre que las ratas en comparación con otros dos. La verdad es que el Atlético, un gigante dormido al que despertó Simeone, es una alternativa de poder, pero jamás un favorito a nada. La bacalada es que el negocio intente vender que el Atleti --que realmente les interesa entre cero y nada-- es favorito. El Atleti, que no vende, del que pasan y al que abandonaron, ellos sabrán por qué, les viene de cine para ser un relleno. Si su producto estrella les falla, si el Madrid no carbura, miran al Atleti y dicen, ojo, que es “favorito”. Y la verdad, ese eslogan vacío no cuela. El Atleti ni es favorito, ni vive de ello, ni lo necesita, ni acepta un lugar ficticio e interesado que no le corresponde, porque no se siente cómodo. El Atleti, partido a partido. Que no vende, pero funciona. Que no contenta oídos, pero que levanta títulos. Que no rellena periódicos, pero que huele a vestuario, sudor y camiseta. Que no genera horas de tertulias absurdas ni debates de todo a cien, pero que destila fútbol. Del reconocible. Del de toda la vida, de ese donde los favoritos no se dicen, se demuestran en el campo. Ese donde, si se trabaja y se cree, se puede. Con Simeone, este Atlético tiene su propio discurso. Su historia ya no la escriben otros. Es suya. Y es fácil: favorito a nada, respeto a todos, miedo a nadie.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

<no> Re: Hacha Uria

Mensaje por Chiricahua el 09.12.15 23:26

Audiencias, mentiras y share
Por Rubén Uría
Última actualización Hace una hora - Publicado on 09/12/2015 at 17:07

Antena 3 es una empresa privada que, gastando su dinero, se hizo con la Champions. Quien paga, manda. Tiene un criterio y sea bueno o malo, compartido o disparatado, es el suyo.

Su dinero, sus reglas. Eso sí, cuando los aficionados que no son de Madrid y Barça temieron que sus equipos fuesen relegados y alzaron la voz, Antena 3 tuvo un ataque de dignidad y negó la mayor. El revuelo se desató, pero la cadena fue tajante: no existía una lista previa de partidos y no estaban decididos. Durante la presentación de la cobertura de Champions Total, el grupo Atresmedia explicó que irían escogiendo en función del desarrollo de la competición, sin privilegiar a Madrid o Barça. Antena 3, prometió “una Champions para todos”, garantizó que emitiría “los mejores partidos”, dejó caer que "no existe ninguna directriz y la elección del partido se hará siempre en función del interés de la competición", prometió "vamos a cuidar a todos muy bien” y hasta llegó a decir que “si hay un partido más interesante que el que jueguen Madrid o Barcelona, se dará, porque no hacerlo sería ir contra nuestros intereses". Después de la fase de grupos, esa declaración de intenciones ha resultado más falsa que un euro de madera. Los seis encuentros emitidos por Antena 3, en realidad Antena 2, han sido Madrid – Shakhtar, Barça-Bayer, Bate-Barça, Madrid-PSG, Barça-Roma y Madrid-Malmö. ¿Partidos televisados a Sevilla, Atlético y Valencia? Cero al cociente y baja la cifra al siguiente. Ni uno. Ni un solo partido para los aficionados de estos equipos que, por lo visto, como no dan audiencia, están obligados no sólo a tragar no ver a sus equipos, sino además, a tolerar que un canal les mienta, de manera impune y descarada. No deja de ser curioso que el grupo del que se pasa el día diciendo que todo Dios ha quedado retratado sea el que haya quedado retratado. Perdón, mega-retratado.

Especialmente sangrante es el caso del último partido, Real Madrid-Malmö, emitido por Antena 3 – perdón, Antena 2-, donde la cadena, contraviniendo su propia postura, decidió emitir un partido intrascendente en lugar de un encuentro vital para un representante español. Sacaron pecho con la “Champions de todos”. La verdad es que la suya es de dos. El resto, les importa un mojón de Cuenca. Emitieron un “interesantísimo” Madrid-Malmö, cuando el Sevilla se jugaba su lugar en la Europa League frente a la Juventus y el Atlético, ser primero de grupo en Lisboa, ante el Benfica. Perfecto, porque ellos pagan y deciden pero ¿por qué han mentido? ¿por qué se han reído de los hinchas de tres clubes españoles? ¿no decían que primaría el interés de la competición? Una vez más, entre el honor y el dinero, lo segundo es lo primero. Dijeron misa cantada, pero a la hora de la verdad, volvieron a despreciar a los seguidores de Sevilla, Atlético y Valencia, que, en realidad, les importan una higa.

Indignados por un desprecio sistemático y una mentira innecesaria, los aficionados de Atlético, Sevilla y Valencia han expresado sus quejas con rotundidad: #BorraAntena3. Lógico, normal. Y hasta plausible. Ya se lo dijo Luis Aragonés en su día a un periodista: “Máteme, pero no mienta”. Antena 3 puede seguir matando a los aficionados de Atlético, Valencia y Sevilla, pero si lo va a seguir haciendo, al menos, que tenga la vergüenza de no mentirles en su cara, porque esos equipos merecen respeto y consideración. Uno se pregunta cómo es posible que Atlético, Sevilla o Valencia sigan, inexplicablemente, cruzados de brazos, viendo cómo se maltrata y margina a sus aficionados. No deja de ser vergonzoso que ninguno de los tres clubes, por separado o de manera conjunta, hayan expresado una queja formal o un comunicado oficial defendiendo los intereses de sus aficionados que, aunque no generen tanta audiencia, quieren ver jugar a su equipo.

En el futuro inmediato, es posible que Antena 3 siga siendo Antena 2, y que Madrid y Barça sean siempre los televisados, en perjuicio de otros equipos y aficiones. No importa. Lo relevante será saber si los hinchas de Atlético, Sevilla y Valencia serán capaces de verlas venir, dejarlas pasar y aunque les estén meando encima, decir que llueve. Antena 3 es libre de televisar a quien considere, faltaría más. Pero que no mienta. Dicho eso, suerte para Antena 3. La va a necesitar si llega a la final un español que no sea Madrid o Barça. Es difícil, pero no imposible. Si eso sucede, sería impagable ver la cara de empate a cero que pondrían los gurús de la audiencia y los badulaques del share, que ignoran y desprecian a Atlético, Sevilla y Valencia. Sería maravilloso ver el tamaño del sapo que tendrían que tragarse los que dicen que venden menos que un entrenamiento del Castilla. Suerte. La van a necesitar. Y si la tuvieran, consejo gratis: que se metan la audiencia y el share por el mismo sitio por el que se pasan los derechos de los aficionados que no son del Madrid y del Barça. Ya saben, ese donde la espalda pierde su casto nombre.

Rubén Uría / Eurosport

Chiricahua
.
.

Usuario
Masculino
Inscripción Inscripción : 08/06/2015
Mensajes Mensajes : 12482

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

<no> Re: Hacha Uria

Mensaje por quin el 09.12.15 23:45

Buen palo a los impresentables de antena2 que no 3... Su sarta de mentiras ha quedado al descubierto. Que les jodan a todos en esa pu.. cadena donde se jactaron en su día de hacer una champions para todos y se han quedado en una champions para los dos de siempre.

Tienen mi total desprecio y si no viviéramos en un país aborregado y que raya el esperpento en lo que a los medios de comunicación se refiere estarían siendo hoy motivo de crítica por el papanatismo demostrado. Pero la gente prefiere seguir mirando para otro lado y seguir tragando basura a todas horas desde la caja tonta...

quin
.
.

Usuario
Masculino
Inscripción Inscripción : 07/09/2012
Mensajes Mensajes : 3844

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

<no> Re: Hacha Uria

Mensaje por Invitado el 15.12.15 17:41

Valbuena, ni olvido, ni perdón

Por Rubén Uría

on 27/11/2015 at 13:19

Hace años que Benzema salió del barrio pero, para su desgracia, el barrio nunca salió de él.

A la espera de la resolución definitiva de la justicia del caso, el panorama parece cada vez más negro para el delantero del Real Madrid. Las terminales mediáticas blancas, con el afán de desactivar una inesperada bomba de racimo humana, sustentaron, desde el primer momento, una firme defensa con múltiples teorías. Alguna, realmente disparatada. Primero, la guardia pretoriana del Madrid sostuvo que había que respetar la presunción de inocencia, esa que ellos pisotean si el afectado es jugador del Barcelona. En ese caso, cuando el protagonista es azulgrana, se aplica otra presunción, la de culpabilidad. En su ánimo colaboracionista, la prensa blanca aireó que había que ser muy torpe para pensar que Benzema podía haber extorsionado a un amigo suyo y en plena concentración de la selección. Más tarde, hubo quien explicó al personal que Valbuena tenía una foto de Karim en su perfil de redes sociales, lo que probaba que entre ambos había buen rollo y que, desde luego, esa era la prueba de que ambos eran felices y comían perdices. Y por último, de propina, hubo quien se atrevió a decir que Benzema, con tal de ayudar a la causa de Valbuena, se había ofrecido incluso a pagar, de su bolsillo, el chantaje. A la espera de la resolución de la justicia, una a una, esas versiones se están desvaneciendo. Veremos si alguna de todas ellas queda finalmente en pie cuando se pronuncie la justicia.

Benzema, inocente hasta que se demuestre lo contrario (esa presunción no depende del color de la camiseta, aunque alguno así lo crea), está metido en un lío de proporciones bíblicas. Por primera vez desde que salió la historia de la sextape, Mathieu habló en una entrevista publicada en Le Monde. Y lejos de confesar abiertamente su historia de amor y amistad sobre Benzema, como alguno porfiaba, resulta que el jugador del Lyon ha cargado con fuerza contra su ex amigo, con unas declaraciones demoledoras. Tras dar su versión ante la juez en Versalles, Valbuena ha sido muy explícito sobre el jugador del Madrid: “No puedo defender lo indefendible. Ni a mi peor enemigo le hubiera hecho esto. Sus palabras muestran una falta de respeto. Yo respeto a todo el mundo, pero aquí tengo la sensación que me tomó por tonto. No puedo defender lo indefendible". Es decir, ha corroborado, punto por punto, las informaciones del diario Le Parisien, que llevaba días apuntando que Mathieu no perdonaría el comportamiento de Benzema. En pocas palabras, Valbuena, ni perdona, ni olvida. Malas noticias para los abogados defensores mediáticos de Karim, que se les prometían muy felices.

Hasta este momento, más allá de los intereses de las terminales mediáticas madridistas y de los furibundos ataques de los medios que tirotean a Benzema por vestir de blanco, lo que nadie puede dudar es que la gravedad del problema es gigantesca. Después de las declaraciones de Valbuena y a la espera del fallo de la justicia, parece probable que Karim Benzema sea excluido de la selección francesa y no pueda jugar la Eurocopa. Visto lo visto, sería el menor de sus problemas. Hasta la fecha, su colaboración con la justicia (remarcada por su abogado) y su relato de inocencia (que presenta varias grietas) no han sido suficientes para mantenerle al margen de un asunto realmente turbio. ¿Y el Madrid, qué? Muchos medios, veremos si con información o con simple intuición, señalan que, en caso de ser declarado culpable, Benzema será expulsado del club por Florentino Pérez. Entre otras cosas, porque el presidente, el hombre que en su día le contrató, no puede limitarse a resolver este asunto a lo Rajoy, reprendiendo al infractor con dos collejas secas y a otra cosa mariposa. Si Karim hizo lo que Valbuena dice y la justicia lo atestigua, saldrá del Madrid y habrá arruinado su carrera. Si es que, a estas horas, no está arruinada ya.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

<no> Re: Hacha Uria

Mensaje por Invitado el 15.12.15 17:41

El superfavorito

Por Rubén Uría

14/12/2015 at 15:25

Colíder de la Liga, en octavos de final de Champions y con un pedigrí de cinco títulos en los últimos cuatro años.

Esos son los atributos que adornan al Atlético. Insuficientes, por lo visto, para las dos cabeceras deportivas más potentes del país, As y Marca. Números cantan: de las últimas cien portadas de Marca, que se autodefine como el diario de todas las aficiones, ninguna ha sido para el Atlético. Y del último centenar del diario As, el número de portadas atléticas asciende a cero al cociente y baja la cifra al siguiente. Información, no opinión. Más allá de que Marca y As, como empresas privadas que son, están en su derecho de hacer portadas como les de la real gana – sólo faltaría- y están legitimados para relegar al Atlético a un segundo plano eterno, gane o pierda, porque el primer plano siempre le pertenece, gane o pierda, al Real Madrid, en aras de una presunta audiencia – eso nos dicen- que se impone. No es una crítica. Es una realidad. Una dictadura del mercado, una licencia empresarial, da igual. El orden de los factores no altera el producto. Cada uno hace con su negocio lo que le da la gana. Y el periodismo que quiere. O el que puede. Ningún drama. Cero victimismo.

Naturalmente que los atléticos prefieren ganar partidos a tener portadas. Es más, una cada vez más abrumadora mayoría de hinchas rojiblancos consideran que aparecer en esos diarios, lejos de ser algo positivo, es algo negativo para el estado de bienestar del club. Y desde hace años, son muchos los que consideran que para que al Atlético le vaya bien, los ideal es que el ruido mediático les corresponda a otros, porque a los colchoneros les viene mejor el rol de equipo que trabaja en silencio, con humildad, y que llega tapado hasta la recta final de temporada. A quien no hay que convencer es a Simeone. El profeta de la religión oficial del Calderón, el cholismo, lo tiene muy claro. Su definición es aplastante: “no consuman”. Sabe que para los medios y su industria lo ideal es que Madrid y Barça estén siempre en la pelea y en la cresta de la ola y entiende, además, que el Atlético es una alternativa de poder molesta, un equipo que amenaza el ecosistema del negocio, porque gana mucho y vende poco. Conclusión: el Atlético, gane o pierda, como todos aquellos que no son Madrid y Barça no les importa una higa. Hablan de él poco o nada, con una desgana patente, a caballo entre la falta de respeto y la ignorancia supina. Para los atléticos, nada nuevo bajo el sol, porque llevan décadas conviviendo con esa realidad. Siempre ha sido así. Esa es la verdad.

Entonces ¿por qué dar relevancia a ese dato de las últimas cien portadas en las que no aparece el Atlético más que en las previas de sus partidos ante Madrid y Barça? Pues muy sencillo. No deja de ser curioso que los mismos que ignoran al Atlético en sus portadas sean los que, cuando el globo del Madrid se desinfla, cambien de caballo en mitad del río y propaguen, a los cuatro vientos y sin rubor alguno, que el Atleti es favorito. El superfavorito, dicen: risas enlatadas. Que si es el que mejores fichajes ha hecho (por eso no le conceden ni una sola portada), que si tiene la mejor plantilla de su historia (¿en sus últimas cien ediciones ni un solo número para la mejor plantilla en más de cien años?) y que si huele a campeón (lo dicen los mismos del “ya caerá el Atleti”). Humo a granel. Del de todo a cien. Pasan de ningunear al Atleti a considerarle favorito. Así, sin anestesia. Y sin vergüenza. Con una convicción enorme: dicen que el Atleti es el favorito, pero no le conceden ni una sola portada (raro ¿no?). Menuda convicción. Los que ningunean al Atlético son los que, como nunca escuchan, insisten en preguntar a Simeone, día tras día, si se ve favorito para ganar la Liga, chocando contra un muro: partido a partido. El resto es humo.

Está muy bien que los que ignoran al Atleti durante meses y luego le consideran favorito crean que el Atlético es un equipo de usar y tirar. Esa estrategia les ha funcionado durante años. El problema que tienen ahora es que Simeone, desde el primer día, no les compra la burra coja. Y con el tipo que ha cambiado la historia del Atlético, va, de la mano, toda una afición. Esa que, después de años de sentirse ninguneada y despreciada, ahora no traga con un favoritismo de cartón piedra, forzado y embustero. El Cholo fue explícito en su día: “No consuman”. El tiempo le ha vuelto a dar la razón. Hubo un tiempo en el que los atléticos sabían lo que les tocaba: verlas venir, dejarlas pasar y, si te mean, decir que llueve. Eso se acabó con el Cholo. Ahora el Atlético ya no es un equipo de usar y tirar. Y su afición, todavía menos. Vive instalada en la felicidad, en el sentido más orgulloso de la pertenencia, en la ética del esfuerzo. Y por supuesto, cada vez más aislada de los medios de comunicación. No quiere cerca a quien habla poco y mal de ellos. Ya no escucha esos mensajes. Ahora escucha a las únicas autoridades morales que reconoce: Simeone y sus chicos. Trabajo contra ruido. Sudor contra glamour. Es partido a partido, no portada a portada.


Última edición por Hanna - indi el 15.12.15 17:46, editado 1 vez

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

<no> Re: Hacha Uria

Mensaje por Invitado el 15.12.15 17:42

Altarejos

Por Rubén Uría

14/12/2015 at 23:31

A Fernando, cuerpo menudo y corazón gigante, no le gustaba el fútbol, le gustaba el Atleti. Para él, era una droga dura. Era un yonqui de Simeone.

Un adicto a Gabi. De haber sido árbol, habría sido un madroño. Y de haberse reencarnado en un animal, habría escogido el oso. Suele decirse que el fútbol es la cosa más importante de las pequeñas cosas. Para Fernando, atlético hasta mucho más allá de la médula, el fútbol era sólo la excusa para vivir enganchado a su máquina de proporcionar felicidad: su Aleti. Él no vivía pendiente del Atlético. Su vida era el Atlético. Hamburgo, Bucarest o Lisboa. El orden de las ciudades no alteraba el producto. En lo bueno y en lo malo, en la salud y en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza. El amor entre Fernando y el Atlético era eterno. Era una pasión diaria. Solía llamar por teléfono bien entrada la tarde y a veces, si lo consideraba urgente, de madrugada: “Si el Atleti no existiera, habría que inventarlo. A ver ¿qué sentido tendría esta vida sin esa camiseta?”. Solía escaparse una vez al mes, con permiso de su señora o sin él, para presumir de entrenador y de herencia: “Simeone es el mejor del mundo, menudo equipo va a poder ver mi hijo, Rubén, este año ganamos la Copa de Europa”. Y siempre, apoyado en la barra del Treze, rodeado de amigos y cómplices, solía guiñar un ojo desde el fondo de la barra: “Uría, qué artículo más bueno has escrito. Verdades como puños que golpean la realidad”. Lo decía con rotundidad y orgullo, mientras se golpeaba el pecho con el puño y movía la cabeza, dando su visto bueno.

Cuando notaba algo raro en su cuerpo pero no sabía que era, lejos de quejarse, buscaba distracción leyendo compulsivamente los artículos de quien esto escribe, estudiándolos, subrayándolos y hasta haciendo anotaciones para que su padre los leyese y pudiese disfruta los textos tanto como solía hacer él. “Verdades como puños que golpean la realidad”, decía. Cuando se pasó meses yendo a urgencias porque le dolía hasta el alma, escogió la discreción y envió un mensaje a los pocos que conocían su situación: “Este año ganamos la Liga, lo demás no importa”. Cuando ya no pudo caminar y fue ingresado en un hospital, siendo consciente de que estaba jugando el único partido que no podía ganar, siguió viendo los partidos de su Atleti a través de un teléfono móvil. Cuando ya no podía ni sujetar el teléfono, porque había perdido abundante masa muscular y estaba demasiado débil, no se acostaba sin ver los resúmenes para saber que, al menos, había visto lo mejor de su equipo. Cuando su fin era cuestión de horas, cuando Gabi, el capitán del Atlético, se interesó por su estado de salud y cuando sus amigos conocieron los detalles de la avanzada enfermedad de Fernando, él siguió pensando en rojo y blanco: partido a partido. Y el día que dejó de hablar, justo antes de su fuerza se apagase, preguntó con dificultad: “¿Quién ha marcado el segundo del Atleti?”. Su padre, con los rojos resecos, le dijo que había sido Griezmann. Su Atlético había ganado y era colíder, con cinco puntos sobre el Madrid, que había perdido. Así que, cuando cerró los ojos, cuando dejó este mundo, Fernando se fue dejando a su equipo en lo más alto.

Fernando Altarejos, un pequeño gran hombre, deja un vacío del tamaño del Vicente Calderón entre los que le conocieron, quisieron y respetaron. Deja una esposa maravillosa, un niño de cuatro años y un padre ejemplar, atlético hasta las cachas, de mirada limpia. Se ha ido un documentalista notable, un atlético sobresaliente y una persona matrícula de honor. Un amigo entrañable, vehemente y puro nervio. De los que, como reza el himno de su Atleti, derrochan coraje y corazón. Un hombre sin enemigos, noble y cercano. De los que, de haber sabido mentir, les habría ido mejor en la vida. De los que, por decir siempre la verdad, se metió en algún lío. De los que, como el corazón le salía por la boca, daban ganas de abrazar a cada instante. De los que vivían la vida enganchados a una pasión inexplicable, su Atleti. De los que vivió y murió fiel a su única religión, su equipo del alma. Descansa en paz, amigo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

<no> Re: Hacha Uria

Mensaje por Invitado el 15.12.15 17:50

No puedo más que emocionarme con esta preciosa dedicatoria
porqué la vida es tan cruel con quien menos lo merece
con ganas de que pase la Navidad
descansa en paz Fernando.Otro ángel en el tercer anfiteatro.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

<no> Re: Hacha Uria

Mensaje por Loquesea 2.0 el 15.12.15 17:54

Pelos de punta y corazón encogido... Fernando debió dejar huella porque muchos periodistas le han recordado...





Loquesea 2.0
.
.

Usuario
Masculino
Inscripción Inscripción : 27/05/2015
Mensajes Mensajes : 12714

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

<no> Re: Hacha Uria

Mensaje por Invitado el 16.12.15 10:05


El Hacha
Imposible no existe, no es nada

'Imposible' es sólo una palabra que usan los hombres débiles para vivir fácilmente en el mundo que se les dio, sin atreverse a explorar el poder que tienen para cambiarlo
Rubén Uría

10 de Diciembre de 2015

"Imposible" es sólo una palabra que usan los hombres débiles para vivir fácilmente en el mundo que se les dio, sin atreverse a explorar el poder que tienen para cambiarlo. "Imposible" no es un hecho, es una opinión. "Imposible" no es una declaración, es un reto. "Imposible" es potencial. "Imposible" es Temporal, "Imposible" no es nada.

Muhammad Ali

Si el esfuerzo es esa magia que transforma los sueños en realidad, Simeone ha conseguido que los sueños de los atléticos, por difíciles que pareciesen, se hayan hecho realidad. Estratega y motivador hasta la médula, enamorado de la camiseta que defiende, el argentino está liderando una de las historias de mayor pasión y dedicación de la historia contemporánea de nuestro fútbol. Para Simeone, como para Ali, imposible no es un hecho, es una opinión. Es sólo una palabra que usaron los atléticos débiles para vivir fácilmente en el mundo que se les dio, sin atreverse a explorar el poder y la fuerza que tenían para rebelarse y perseguir sus sueños hasta hacerlos realidad. Si uno quisiera repasar la lista de logros, éxitos y objetivos que Simeone ha brindado al Atlético, necesitaría una semana completa, con sus noches y sus días, y daría para escribir una enciclopedia completa. Sin embargo, la síntesis más universal de su vasto legado rojiblanco se cimenta en tres pilares fundamentales: una ética de trabajo dura como el diamante, una filosofía propia de juego y una metodología constante. Tres variantes que se han traducido en tres éxitos sin precedentes en la historia del Atlético: éxito deportivo (cinco títulos en cuatro años, habiendo ganado una Liga a dos equipos con 400 kilos más de presupuesto), éxito económico (al estar entre los mejor de Europa, el club cada día tiene más ingresos por taquillas, televisiones y patrocinios) y éxito social (los atléticos ahora no agachan la cabeza en la oficina, sino que pueden sacar pecho).

El Cholo, el milagro humano del Nuevo Testamento del Atlético, convenció a aficionados y jugadores de remar, unidos, hasta unirse como un solo hombre. Primero, inercia positiva: juntos y unidos, somos más fuertes. Segundo, humildad: partido a partido y respeto al rival. Y tercero, orgullo y pertenencia: camiseta y sudor. El resultado, una frase maravillosa, que quieran o no los detractores del Cholo --que cada día son más y, curioso, ahora se multiplican semana tras semana--, pasará a los anales de la historia, no por su originalidad, pero sí por su carga de profundidad: si se trabaja y se cree, se puede. El entrenador lidera y la gente le sigue. Los chicos trabajan duro y el Atleti, juegue bien o mal, casi siempre puede. Con Simeone como profeta y el cholismo como religión oficial, los atléticos viven días de vino y rosas. Apunten, amigos: tercer año consecutivo entre los 16 mejores de Europa, tercer año consecutivo en octavos de final de la Champions y siempre como primero de grupo. Añadan cinco títulos en cuatro años. Fácil de decir, difícil de hacer.

Y ahora, por un momento, queridos lectores y cabe suponer que, en su mayoría atléticos, hagan un esfuerzo: dejen su mente en blanco, olviden los párrafos anteriores y dejen volar su memoria. ¿Recuerdan que el Atlético estuvo dos años en Segunda? ¿Se acuerdan de que llegó a estar en puestos de descenso a Segunda B? ¿Y de aquella campañita de publicidad en la que se instaba a los atléticos a presumir de ser perdedores porque aquello era maravilloso? ¿Y de aquella racha de más de 14 años sin ganar ni un solo partido, ni amistoso ni oficial, al Real Madrid? ¿Y de aquella eliminación de la Copa del Rey ante un Segunda B? Para muchos, esas calamidades ahora pertenecen a la prehistoria. Sin embargo, aquella mediocridad no queda tan lejos. Aquello pasó, como quien dice, hace un suspiro. Apenas hace cuatro años de aquello. Hoy, con el equipo consolidado entre los grandes, con el viento a favor y con un puñado de jugadores revalorizados, conviene que los atléticos no sólo ponderen el liderazgo del Cholo. Conviene que no lo olviden nunca jamás, pase lo que pase. Que lo tengan presente. Que sepan valorar que, en aquellos días, cuando el muerto estaba intubado y en fase terminal, cuando sobre el cadáver del Atlético ya estaban echando tierra los que siempre le han despreciado y también los que siempre le han querido. Ahí, en ese instante, fue cuando llegó Simeone. Cuando el club estaba muerto. Él lo resucitó. Con toneladas de cariño y trabajo. Con pasión. Demostrando, como en su día Ali, que "imposible" es sólo una palabra que usan los hombres débiles para vivir fácilmente en el mundo que se les dio, sin atreverse a explorar el poder que tienen para cambiarlo.

Posdata: Hace 48 horas, nada más clasificarse para octavos de final, escuché a varios periodistas comentar que el Atlético tenía mérito, pero no tenía ninguna posibilidad de ganar esta Champions, porque era “imposible”. Entonces recordé que para Simeone y sus chicos, que no son los mejores del mundo pero pelean para serlo, no existe una meta más estimulante que esa. Hacer lo que otros les dicen que no pueden hacer. “Imposible” no existe. No es un hecho, es una opinión. Si se trabaja y se cree, se puede. Siempre se puede.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

<no> Re: Hacha Uria

Mensaje por Invitado el 16.12.15 10:13


El Hacha

La personalidad de Thomas Partey

Rubén Uría

2 de Diciembre de 2015

Todoterreno físico, sanguíneo, con personalidad y con un futuro dorado. Así es Thomas Partey, un ilustre desconocido para la afición atlética, desde el rincón más cholista del intestino grueso del Vicente Calderón, pasando por el exigente tendido siete de tribuna de socios. Ilustre, porque todo el mundo, pese a no haberle visto jugar, le conoce. Desconocido, porque una abrumadora mayoría sabe de sus prestaciones y sus condiciones por terceras personas, pero no ha tenido una oportunidad de poder hacerse a la idea de qué tipo de jugador es. Thomas, que en su primera cesión fue el mejor del Mallorca y en su segunda cesión fue el corazón del Almería, siempre ha atesorado unas credenciales magníficas. En verano, cuando una de las joyas de la cantera colchonera trabajaba para hacerse un hueco en la primera plantilla, llegaron múltiples ofertas por el mediocentro. A la puerta del Atlético llamó el Rayo, después el Getafe, posteriormente el Zaragoza y reiteradamente, pidió referencias el Levante. Más allá de nuestras fronteras, el medio también despertó el interés de un par de clubes alemanes (rumores sobre el Werder Bremen) y de un gigante turco, el Galatasaray. Sin embargo, Thomas, que lleva soñando con triunfar en el Atlético desde que brillase en el filial con Alfredo Santaelena, no quiso volver a marcharse del Calderón. Simeone, que vive del rendimiento inmediato pero sabe qué horizonte y qué expectativas tiene el chico, le pidió que se quedase para aprender, trabajar y evolucionar. Hoy, después de la grave lesión de Tiago, mariscal de campo del Cholo, la figura del mediocentro ghanés adquiere relevancia. Si parecía condenado a salir en enero, la realidad es que ahora aspira a jugar muchos minutos, y quién sabe si como titular del Atlético, en diciembre.

Nada más pisar el césped del Calderón para hacer realidad su debut oficial con la elástica rojiblanca, Thomas Partey dejó su tarjeta de visita. Repetimos: se trata de un futbolista físico, sanguíneo, con personalidad arrolladora y un futuro dorado. Ante el Espanyol no se escondió. La recuperó casi siempre y la pidió mucho. La protegió como un diamante y la ofreció con diligencia. Supo tenerla, administrarla y robarla. Y de propina, hizo gala de su secreto mejor guardado: su terrorífico disparo de media distancia. Sí, porque detrás de esa magnífica carrocería de ébano que adorna a Thomas, se esconde uno de los mejores y más potentes chutadores del campeonato. Potente, autodidacta y lúcido, el canterano del Atleti ha crecido fuera del Atleti, ha madurado y ha regresado dispuesto a no tener que irse nunca más. Su padre, que entrena y preside un equipo en Odumase Krobo (Ghana, localidad natal de Thomas), sabe que su hijo se ha preparado, a conciencia, para lograr su objetivo: triunfar en el Atlético a base de tenacidad y esfuerzo. Admirador de Steven Gerrard y de Touré, con cualidades para ser un box to box refutado en la Premier, con un físico envidiable para ser figura en el fútbol francés y con una personalidad de hierro para jugar en la Liga, Thomas pasó años soñando con debutar en el Atlético. Ya lo ha logrado. Ahora su siguiente paso es jugar muchos minutos. Y su objetivo, triunfar.

En su caso, como en el de Lucas Hernández, el hijo del mítico Jean François, están haciendo realidad un sueño que han perseguido con insistencia y constancia. Ambos, en silencio y con trabajo, están llamados a lograrlo. Lucas y Thomas han sido, en incontables ocasiones, los descartes del Cholo en el día a día de una plantilla con un nivel de competencia interna más que notable. Los dos, con una actitud excelente y una ética de trabajo elogiable, han seguido corriendo, trabajando y compitiendo como si fuesen titulares indiscutibles, convencidos de que su oportunidad llegaría. La de Lucas llegó ante el Madrid en la Copa y el chico la aprovechó, demostrando al Calderón que tiene madera y recursos para ser un central que mueva pasiones en el Atleti. Ahora esa chance le llega a Thomas Partey. Y el todoterreno ghanés no es de los que dejan escapar las oportunidades. Su debut no pasó inadvertido ante el Espanyol. Será el primero de muchos partidos como rojiblanco, el tiempo se encargará de demostrarlo. Si desarrolla todo el potencial que lleva dentro y muestra su arrolladora personalidad, este hasta ahora ilustre desconocido para la afición pasará a ser un referente. Un chico que, más pronto de lo que él mismo cree, será apreciado por el tendido siete de la tribuna de socios del Manzanares y sobre todo, idolatrado por el rincón más cholista del intestino grueso del Vicente Calderón.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

<no> Re: Hacha Uria

Mensaje por quin el 16.12.15 12:55

Los pelos como escarpias y emocionado de verdad ante el relato in memoriam de Fernando Altarejos! Impresionante y muy dificil que no se escape una lágrima...

Este chaval no se merecía una muerte tan cruel con la edad que tenía y toda la vida por delante. Espero que el club tenga un recuerdo con todos los atléticos fallecidos en 2015 en el ultimo partido del año en el Calderon el jueves ante el Reus. Los siguientes dos encuentros antes de las campanadas los jugamos fuera.

quin
.
.

Usuario
Masculino
Inscripción Inscripción : 07/09/2012
Mensajes Mensajes : 3844

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Página 8 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.